Obtener Adobe Flash Player

« volverNOTICIAS
20-05-2011
INFORMACION SOBRE ABUSOS EN BAJOS PRECIOS
LA CRISIS ELEVA EL NIVEL DE ABUSOS EN EL SECTOR DE LA LIMPIEZA  

Jaume Pallerols
Director de JP-MBA Consultants
Economista, consultor y asesor en estrategia empresarial

 

Vaya por delante mencionar que siempre ha existido y continuará existiendo la competencia desleal en el mundo de los negocios. Y seguirá siendo así muy a pesar de las denuncias que se hagan debido a la falta de ética profesional de algunos empresarios que actúan de esa forma para lograr vender productos o servicios.
Existen muchos modos de practicar la competencia desleal, uno de ellos es vender bajo precio de coste (dumping), siempre y cuando no estemos en un mercado de moda o en el que la obsolescencia obliga a liquidar stocks. En un periodo de crisis, también podemos entender que haya empresarios que estén dispuestos a sacrificar margen para aguantar sus ingresos y, de esta forma, ganar tiempo para esperar épocas mejores. Pero una cosa es sacrificar margen y otra es efectuar ventas a pérdida.

Nos queda denunciar lo que sucede en el sector de la limpieza de edificios y locales en el que no existen excusas ni estrategias que justifiquen la actual guerra de precios.   Nos encontramos inmersos en una crisis económica que está elevando el nivel de abusos por competencia desleal.   Si nos preguntamos si estamos tocando fondo en la bajada de precios de los servicios de limpieza, la respuesta está a la vista estamos viendo cómo acuden muchas empresas licitando sus servicios, lo cual nos indica que seguimos en la línea del “prefiero entrar y luego solucionar” o, mejor dicho, “ya ganaré por lo que no haga”; no existe otra explicación, puesto que los costes son muy parecidos para todas las empresas del sector, y ante precios y condiciones imposibles de cumplir, los concursos deberían quedar totalmente desiertos.  
En el sector de la limpieza de edificios y locales, el coste de personal representa un 80 u 85 por ciento del precio. Así pues, podemos decir que es un sector de mano de obra intensiva, y ahí es donde las cuentas son muy claras.   Si un empresario cotiza los servicios de limpieza por debajo del precio de la mano de obra que marca el convenio colectivo más el coste de su seguridad social, incurre directamente en prácticas que entran de lleno en el incumplimiento de la ley.
La Ley 3/1991 de Competencia Desleal intenta resolver el peligro de que la libre iniciativa empresarial sea objeto de abusos, que con frecuencia se revelan gravemente nocivos para el conjunto de los intereses que confluyen, como son el interés privado de los empresarios, el interés colectivo de los consumidores y el propio interés público del Estado; y al mantenimiento de un orden concurrencial debidamente saneado.
Uno de los puntos de la ley, en su artículo 17 - venta a pérdida –, nos dice que la venta realizada bajo coste o bajo precio de adquisición se reputará desleal en el caso de que forme parte de una estrategia para eliminar a un competidor o grupo de competidores del mercado.
Cada vez más, los precios de los servicios de limpieza se licitan a precios muy cercanos al coste de mano de obra más su seguridad social y, algunas veces, por debajo de este nivel. De esta manera, estamos viendo cómo el sector ha entrado desde hace meses en una guerra de precios que perjudica a todos.
Las empresas no pueden subsistir con ventas a pérdidas por mucho tiempo; la crisis en la que estamos será larga, por lo que utilizar la venta a pérdida como elemento de aguante no servirá para nada. Por otra parte, se perjudica a todo el equipo humano de la empresa que incurre en esas prácticas, bien por la precariedad laboral bien por incumplimientos del convenio colectivo del sector, lo cual repercute en un mal servicio.
Al final, en el sector de la limpieza, los números son muy sencillos y no se puede vender “gato por liebre”. El “ganar por lo que no se hace” podía haber sido posible en el pasado, pero en estos momentos, empezado el siglo XXI, no puede ser así. Decimos esta expresión porque en el sector existe, por ejemplo, la ‘picardía’ de no realizar a tiempo las sustituciones por bajas, lo cual aporta un beneficio directo a la empresa.    
© 2014 DJ3 RESERLIM, S.L.
Todos los derechos reservados Aviso legal